Desde prácticamente 3 años llevo inmerso en proyectos de contratación, implementación y ejecución de proyectos tecnológicos, como por ejemplo lo son

* Creación y desarrollo de páginas web

* Proyectos de integración de base de datos

* Migración de herramientas

* Implementación de CRM

 

Como en otros aspectos cada proyecto es diferente, con su objetivo, proveedor, plazos y dificultades. Sin embargo los proyectos tecnológicos tienen en común que suelen ser mucho más complejo de lo que parecen y por tanto albergan un gran potencial de frustración, especialmente cuando los plazos de entrega son más largos de lo pactado y a lo largo del proyecto resultan costes adicionales no previstos.

 

Respecto los costes adicionales sólo puedo recomendar preguntarlo a lo largo de las negociaciones con el proveedor tecnológico. El proveedor tecnológico esta vendiendo y no le interesa sumar más dificultades a la venta. Ya es muy complicado vender un proyecto tecnológico para encima ir hasta el final y comentarnos todos los costes.

En este sentido si nosotros le hablamos de conectar una web con una herramienta con E-Mail-Marketing no será el que nos indicará el coste para la integración de la web con tu ERP. No esperemos que alguien vaya hacer nuestro trabajo, procuremos, en caso contrario las sorpresas son negativas.

Incluso cuando nos envíen el prespuesto volvamos a hablar con el proveedor sobre este punto.

 

Por el otro lado están los plazos de entrega. Más allá de lo que se puede hablar (y prometer) en una reunión aquí lo único que se me ocurre es mencionar las fechas en proyecto y además ligar los pagos a fechas de entregas o fases del proyecto. Todavía no lo he hecho, pero también he pensado en ocasiones incluir penalizaciones de algún tipo.

Una vez comprado el proyecto y empezado lo único que nos queda, aparte de ponernos el mono de trabajo, es llevar una buena documentación del proyecto y realizar una seguimiento constante, bien através de la llamada telefónica, skype y/o reunión física. Todo lo que se habla se documenta y se pasa por escrito.

 

En próximas publicaciones iremos incidiendo en esta tema.